Make your own free website on Tripod.com
Home
Delirious?
Lifehouse
Sixpence None the Richer
Jars of Clay
Earthsuit
P.O.D. - Payable on Death
12 Stones
Relient K
MxPx
SonicFlood
Skillet
Chevelle
Pillar
Five iron frenzy
Rescate
Rojo
Lázaro
Contacto
Libro de Visitas
To translate the English

delirious_logo.gif

Desde las ventas de casetes en el maletero hasta la internacionalización d:finitiva, una carnosa mascada a la historia de "los ingleses".

Para algunos ha estado claro desde el principio. Para otros ha sido un poco más largo; necesitaron un poco más de tiempo antes que las cosas hayan empezado a tener sentido. Pero estando de pie detrás de un par de miles de fans chillones, de repente es imposible negar esta, la más simple de las verdades: Delirious? en vivo es una de las más puras eminencias que encontrarás. Es un montón de carnosos ritmos, guitarras cáusticas y coros de 30 metros de altura, y es imposible evitar azotar la cabeza.

Delirious? han estado en eso durante algún tiempo ya: cortando sus dientes a principios de los años noventa en las tocatas locales obligatorias, "álbumes" grabados en casa y rápidas ventas desde la cajuela del Cavalier del baterista al final de la tocata en el estacionamiento. Teniendo presente que Littlehampton no tenía exactamente una genealogía cuando se trataba de dar la partida a carreras de Rock internacionales, no es sorprendente que pocos esperaran que las cosas se extendieran mucho más allá de la escena del Cavalier-en-el-estacionamiento. Pero ellos lo hicieron. Se corrió la voz y las cintas siguieron. Llegaron las invitaciones para tocar más y más lejos de casa, y la banda se volvió mucho más que una afición de medio tiempo.

La tensión entre las carreras de tiempo completo y una carga entera de viajes con la banda alcanzó un clímax en el verano de 1995 cuando el cantante Martin Smith y el bajista Jon Thatcher se vieron envueltos en un casi fatal accidente automovilístico tarde en la noche. El hospital significó tiempo para la reflexión, y para Martin eso significó una cosa: ya había escapado de la muerte una vez; de hoy en adelante la vida era para vivirla. Al cabo de meses el resto de la banda había dejado sus trabajos también, el primer álbum de estudio completo estaba en proceso y Delirious nació de verdad. Oh sí, y ellos establecerían su propio sello también: Furious Records, donde Stew (batería) manejaba el diseño gráfico, Jon (bajo) trabajaba la bodega, Stu G (guitarras) organizaba las tocatas extranjeras, Tim (teclados) manejaba el negocio y Martin (voces) producía y mezclaba las pistas.

De ese primer álbum (King of Fools, 1997) vino la primera probada de la banda del éxito de las cartillas: su himno Pop listo para radio "Deeper" entró en las cartillas del Reino Unido en el número 20, como lo hizo la agridulce energía de "Promise." Ambas afianzaron significativa exposición en los medios de comunicación nacionales, ayudada por la entrada del álbum en las cartillas en el número 13. Lo que siguió fueron extensas giras del Reino Unido y su primera presentación real a un público americano, y en ambos lados del Atlántico rondaba el rumor: éste era un grupo subterráneo cuya ascensión a la superficie estaba bien en proceso.

Lo que siguió era un periodo de difícil injerto y bajo perfil en casa: el éxito inicial de King of Fools había levantado más de algunas cejas, y las primeras giras habían encendido una cierta cantidad de fuego en sus barrigas colectivas: ahora era el tiempo para entregar más pruebas de que ellos realmente eran "el más grande secreto del Pop" (como Radio 1 los apodó). La banda se dedicó a grabar un nuevo álbum a comienzos de 1998, pero se encontraron atrapados en un torbellino de solicitudes desde América. Por supuesto los muchachos aceptaron las ofertas, y durante el curso de los próximos doce meses tocaron para más de 500.000 personas y pasaron más copias de su catálogo que cualquiera allá en su casa habría pensado posible. "Los ingleses" -- así estaban acostumbrados a decir sus anfitriones americanos -- "habían invadido."

Por supuesto, tal yo-yo transatlántico causó estragos con los plazos, y su segundo álbum de estudio pasó por un parto largo. Aún así, cuando llegó la fecha de lanzamiento alrededor de Mayo de 1999, nadie estaba quejándose: Mezzamorphis era un asombrador absoluto. Manteniendo la vibra lista para radio de su primera entrega, la banda se las había arreglado para hacer avanzar el sonido masivamente. Si el King era un descuidado de 14 años, Mezza era su hermano con alcoba fortificada con barricada. Crudo, volátil y simplemente TREMENDO; Delirious había sacado otro asombrador de la bolsa.

Aunque el sonido había avanzado y las giras siguientes al Reino Unido notaron una cantidad masivamente aumentada de sudor goteando de los techos, la acogida de los medios de comunicación para el álbum y el sencillo ("See The Star" que alcanzó el #16) fue menos adelantada. Aún así había poco tiempo para ponerse flojo ya que la banda estaba a punto de ir alrededor del mundo. De Australia a Suecia, EUA, Canadá a Nueva Zelanda, los bonos de Delirious se habían disparado de repente y todos querían una tajada de la acción. A lo largo de 1999 y bien adentrados en 2000 la banda se estableció en una asombrosa serie de nuevos territorios, extendiendo la d:vibra y terminando asombrados de cómo las cosas habían alcanzado tan lejos delante de ellos.

Pero las giras no era todo a los que ellos se dedicaron, y luego que pasaron una cantidad creciente de tiempo encontrándose con fans que estaban en el material subterráneo de los comienzos, los pensamientos se volvieron una vez más al estudio. Durante los meses juntaron los pedazos de algo especial. Lo que empezó como un EP de bajo presupuesto gradualmente se volvió un álbum de envergadura total, impecablemente producido. Pero igual permanecía fiel al espíritu del año: subterráneo, para los fans, y con la inspiración y creatividad en el asiento delantero. El resultado es Glo, su álbum más intrincado a la fecha. Los ritmos tienen un temple extra, las guitarras un sentido agregado de carácter y los coros parece haberse doblado en tamaño.

Y así 2001 ofrece la oportunidad para que todos miren la próxima fase en la graduación de Delirious del secreto subterráneo, a través de la singularidad del batido de lengua y hacia el otro lado de fabricantes de himnos internacionales. Ellos empiezan el año en el estudio trabajando en un nuevo álbum destinado a extasiar las cartillas a este lado de la Navidad, y el dinero bien invertido está en la banda que lleva las cosas a un nivel totalmente nuevo. Su poder para escribir más allá de ellos mismos -- y resultar con canciones cuyo éxito es tan difícil de definir como son difíciles de purgar de la mente las melodías -- es más fuerte que nunca. Es muy recomendable hacer reservas de antemano.

artist_20041208011628_0.jpg

  1.  Angel in disguise             
  2.  Days of Elijah                  
  3.  Deeper 99                       
  4.  Find me in the river          
  5.  Friend forever                   
  6.  Heaven                           
  7.  History maker                  
  8.  I'm not ashamed              
  9.  Intimate strange               
  10.  I've found Jesus               
  11.  Jesus blood                     
  12.  Let my words be few        
  13.  Lord reign in me               

Sitio Oficial:
 
Sitio NO Oficial: